El suelo pélvico: todo lo que debes saber

¿Sabes qué es el suelo pélvico?

En los últimos años está resurgiendo la idea del “parto natural”. Cada vez somos más las que nos interesamos en cómo parir para evitar desgarros, episiotomías y cesáreas.   Comentamos con nuestras amigas cómo se ha quedado nuestro periné (“se me escapa el pis”,“ me duele la cicatriz”, “las relaciones sexuales no son como antes”, “noto como si la vagina estuviera más abierta”…) y hablamos sin pudor de las bolas chinas, los kegel y otros truquitos que hemos oído o visto en internet para recuperar el suelo pélvico. Pero, realmente, ¿sabemos qué es el suelo pélvico?

En consulta me he encontrado todo tipo de problemas relacionados con esa zona del cuerpo pero si algo se repite en la mayoría de los casos es la falta de conocimiento… y es imposible prevenir las lesiones del periné o recuperarlo si no sabemos siquiera de qué estamos hablando.

El suelo pélvico, también llamado periné o perineo es un conjunto de músculos, fascias y ligamentos que se encuentran localizados en la zona de la pelvis

suelo pélvicoEstos músculos están superpuestos en distintos planos (más superficiales, más profundos) y todos ellos forman una especie de “puente” firme que va desde el pubis hacia la zona del sacro, coxis e isquiones, no en forma de hamaca como muchas tenemos en la cabeza.

Por ejemplo, es frecuente que tras el parto este puente resistente se afloje y deje de sujetar bien la vejiga originando escapes de orina e incluso cistoceles -lo que también se conoce como “vejiga caída”-, o que de repente, sin motivo aparente, empecemos a notar cómo se escapan incómodas gotitas de pis al toser.

sp debilitado 2

Conoce cuáles son sus funciones

Y es que estos músculos tienen varias funciones:

– Sostén: dan soporte a las vísceras pélvicas (útero, vejiga, recto) y también ayudan a mantener las vísceras abdominales.

– Son imprescindibles en la micción y defecación, por su función de “esfínter”.

– Intervienen en el descenso y salida del bebe durante el parto.

– Influyen en la calidad de las relaciones sexuales.

Sabiendo sus funciones podremos entender qué puede ocurrir cuando no están en plena forma. Además de la incontinencia urinaria, también puede darse incontinencia de gases e incluso de heces en casos muy extremos. La debilidad muscular puede dificultar el orgasmo. Incluso hay mujeres que tienen dolor en las relaciones sexuales o al ponerse tampax a raíz de cicatrices en la zona (episiotomía). Y, por raro que parezca, esta musculatura es propensa a las contracturas, que también pueden molestar en las relaciones sexuales, al sentarse, al realizar algunos deportes, etc.

 Causas más frecuentes de lesiones en el suelo pélvico y tratamiento

Os preguntaréis cuáles son las causas frecuentes de las lesiones en el suelo pélvico. Pues bien, aparte del embarazo y el parto, tenemos al deporte de impacto (correr, practicar step, salto trampolín), las hormonas (la menospausia) y el sobrepeso como principales motivos por los que un períné firme y sano termina siendo un periné flácido y con lesiones.

 

La mayoría de estas disfunciones pueden solucionarse con la ayuda de un fisioterapeuta especialista que personalice el tratamiento más adecuado para cada una y nos dé unas pautas de entrenamiento para nuestros músculos perineales.

 

De las técnicas que hay para cuidar nuestro periné ya iremos hablando más adelante, y en los  próximos talleres.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.